Yo me quedo en casa

Entrevista a Víctor Manuel Sánchez Campoblanco

«El Joker de Phoenix es el pasado del Joker de Ledger»

Publicado: 2020-03-26
Bachiller en Sociología y egresado de la maestría en Neurociencia de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos, Víctor Manuel es profesor universitario especializado en neurociencia aplicada a la educación. También es actor y director aficionado de teatro. Tiene un canal de técnicas de estudio y otro de análisis de películas y libros. Administra la fanpage Víctor Analiza.

¿Qué filósofos nutren al Joker de Ledger?
Yo no diría que hay filósofos que lo nutren. Ninguno de los dos Jokers son filósofos, lectores de filosofía o pensadores. El de Ledger pareciera ser una persona que cuestiona lo establecido, tiene una fijación con la hipocresía del mundo. Dice: «Yo soy como un perro corriendo tras un camión de helado; si alcanzo el camión, no sabría qué hacer». Quiere decir que no tiene objetivo, que hace las cosas por buscar el caos. No creo que sea cierto, pienso que está obsesionado por mostrar que la moralidad en la mayoría de personas es una hipocresía. Él planifica mucho, sus ataques están meticulosamente calculados. Ahí apelo a Søren Kierkegaard, que estudia cómo la moralidad se vuelve una especie de sentido común para las personas que empiezan a comportarse automáticamente, de acuerdo a las normas que su grupo social plantee.
La diferencia entre moral y ética es...
La moral son las normas que tiene el grupo social y la ética son los principios que tú mismo estableces, muchas veces de manera crítica, ante la moral de tu grupo social. Tú ética puede coincidir o no con las normas sociales. La moralidad es algo relativo porque depende de la mayoría, depende de quién ostente el poder (religioso, político) en ese momento.
En el conversatorio que hiciste hace un tiempo planteabas que este Joker era un terrorista y que no percibía los matices en las personas.
Usa el terror para lograr un objetivo que no estoy tan seguro que sea político (como obtener el gobierno de la ciudad o controlar los Estados). Sí parece que hay un objetivo social de cuestionar la forma en que las personas establecen normas. Es político en un sentido más amplio: quiere que desaparezcan las normas de gobierno.
¡Quiere la anarquía!
Sí. Cuando Harvey Dent está en el hospital le da un arma, hace que le apunte a la cabeza y le dice: «Rompe las normas establecidas. Introduce la anarquía». Y agrega: «¿Sabes algo sobre el caos? El caos es justo». Cree que un agente del caos es un agente de la verdad. Pero él tiene una verdad distorsionada: la gente es hipócrita. Él está dispuesto a arriesgar su propia vida para demostrar la hipocresía de la gente y le es fundamental evitar que la gente siga viviendo en hipocresía (siguiendo las normas sociales). El problema es que no logra ver los matices: las personas son complejas, con una serie de contradicciones. El Joker de Ledger no entiende eso, no sé si se deba a un pensamiento limítrofe. Él sí se considera honesto, sino no estaría luchando.
¿Es una especie de moralizador?
Él no lo quiere reconocer, pero sí es un moralizador. Es casi un profeta de la verdad. Él se desvive para que la gente sea honesta. El tema de las cicatrices demuestra que ha tenido una vida dura. Dice que su papá se las hizo porque no quería verlo serio, después cambia la versión. No sé si las cicatrices son suyas, de otras personas o son historias inventadas pero similares a sus memorias.
Podría ser también un despertador de la humanidad.

Como los terroristas, que se creen iluminados. Eso se llama delusión: cuando tú has distorsionado la realidad y no te das cuenta. En cambio, con la alucinación tienes la capacidad de darte cuenta o te lo dicen, o alucinas por un momento y luego ya no. El Joker de Phoenix alucina. El Joker de Ledger tiene delusiones. 

En apariencia, al Joker de Ledger solo le importa el caos; se cree genuinamente honesto y lo han golpeado y maltratado mucho. Ha llegado a la conclusión de que cuando estás mal, todos te abandonan. Creo que fue considerado un hombre decente en su momento y fue traicionado por la sociedad. Ha creado un caparazón que lo ha llevado a ser implacable. Ha decidido nunca preocuparse por nadie porque nadie se preocupó por él.

Veo que el Joker de Ledger es la continuación del Joker de Phoenix. El Joker de Phoenix es el pasado del Joker de Ledger.

El Joker de Phoenix está rodeado de hostilidad e indiferencia.

De indiferencia acompañada de violencia. Ese «te golpeo, te golpeo, te golpeo» choca con la visión del mundo que aprendió de su madre: «sonríe al mundo». Habla del sueño americano: si eres una buena persona y eres trabajador… La película bebe de Scorsese: Taxi driver y The king of comedy, que le escupen a la cara al sueño americano. Postulan que triunfa el más implacable. El que triunfa es un desgraciado en la sociedad estadounidense es lo que dicen las películas de Scorsese, salvo las religiosas (La ultima tentación de Cristo y Silence). Para ser cristiano, casi tienes que ser un mártir. Su tesis es que el mundo va a ser tan duro, que ser alguien con valores es una cuestión heroica. 

Pienso que si uno quiere ser decente, hay que ser astuto. Jordan Peterson es un autor que diferencia a una persona correcta de un nice guy (buenito, me refiero al que siempre agacha la cabeza, quien piensa en los demás antes que en sí mismo, el que nunca reclama a nadie). Normalmente se cree que ser un nice guy es ser buena persona. Esto es falso porque potencialmente puedes ser muy violento y si explotas llegarías a ser perjudicial para mucha gente.

Eso es ser incauto…

La solución que él plantea es ser fuerte. En el mundo habrá mucho sufrimiento y dificultad: reconócelo. Fortalécete para defender tus principios en este mundo. Esto no es de Peterson sino es algo personal: para mí ser astuto es anticiparte, darte cuenta cuando alguien… No es ser corrupto ni inmoral. Me doy cuenta cuando alguien me quiere engañar, soy cauto, soy despierto. Y ahí viene lo que dice Peterson: no voy a permitir que me engañes. La idea es no caer en la distorsión del Joker de Ledger.  

Por otro lado, en el Joker de Phoenix vimos el aspecto del entorno. Es imposible que una persona pueda desarrollar una estabilidad emocional, ser asertiva dentro de este contexto. Las personas somos hijos del entorno. Arthur Fleck no tiene escapatoria, está atrapado en su contexto. No tiene posibilidad de estar en un entorno donde lo aprecien. Este es uno de los problemas de las personas con depresión: se aíslan y eso hace que se depriman más. Opino que el manejo emocional no se aprende a través de charlas, sino practicándolo. La inteligencia emocional no se aprende con videos o libros: te dan una idea para que después la apliques. Para lidiar con la ira ayudan la respiración, la meditación, el yoga.

Escoges tus batallas también.
Para mejorar la condición emocional de cualquier persona es fundamental el cambio de contexto. Ambos Jokers tienen infancias trágicas y demuestran que el contexto influye bastante en el comportamiento de las personas.
«Batman: el caballero de la noche» se estrenó en el 2008 (siete años después del ataque a las Torres Gemelas) y «Joker» es del 2019 (dos años después de la elección de Donald Trump). ¿Qué tanto influyen los miedos y expectativas de una época en las películas?
Recuerdo Ejecutoria del arte socialista, ensayo de César Vallejo, y El artista y la época, de José Carlos Mariátegui. El arte refleja las preocupaciones de una época, incluso más que los discursos políticos e intelectuales. Las dos películas representan la incredulidad de los proyectos morales del capitalismo. Durante la Guerra Fría había un enemigo a vencer: la Unión Soviética. Después se empiezan a revelar las falencias del capitalismo. No hay equidad, no hay justicia, hay miseria y sufrimiento. Batman: el caballero de la noche es un reflejo de eso. Ciudad Gótica es un Estado fallido: las autoridades de justicia, orden y seguridad están corrompidas. El alcalde, los policías, los jueces, los fiscales no funcionan. En Joker esto se lleva al extremo: se cuestiona la democracia capitalista. En Batman: el caballero de la noche el Estado corrupto hace aparecer a gente extremista como el Joker para cuestionarlo todo, pero ante esto tienes una idea ficticia de moralidad: Batman miente para evitar el caos y hace creer a la gente que hay un héroe moral (Harvey Dent). Hay esperanza.
La frase «la noche es más oscura justo antes del amanecer» está llena de esperanza.

En Batman: el caballero de la noche está el pensamiento republicano de la gente defendiendo la civilidad. La frase plantea el compromiso a los ciudadanos que dicen: «No estoy de acuerdo con tus ideas pero moriría por el derecho a que las expreses». Está la responsabilidad de defender la democracia. Batman y Harvey Dent defienden el estado de civilidad y armonía. En Joker todo es oscuro, es una película sin ninguna esperanza.

Como director de teatro, ¿qué nos puedes comentar sobre la fisicalidad que despliega Phoenix?

Antes de responder, te diré que lo más importante de los personajes es su objetivo dentro de la historia. La situación dramática existe por la lucha de opuestos. Y las características están relacionadas a su objetivo en la historia. Hay que diferenciar a Arthur Fleck del Joker. Para mí el Joker aparece cuando mata a Murray. Tendríamos la siguiente evolución:

*Arthur Fleck (ideal): niño de mamá, el bueno, que es alegre, quiere que su sonrisa ilumine al mundo. Aparece más en las fantasías y ensoñaciones que tiene.

*Arthur Fleck que vive todas las desgracias (real): le pegan. Su composición física es alterada. Parece que tuviera un problema osteoarticular, sus movimientos son distorsionados. No mira de manera directa. No tiene capacidad de enfrentar a la gente con la mirada. Su mirada es evasiva: mira al piso, a un costado, a sus chistes escritos. Es una persona vulnerable. Solo logra mirar de frente cuando se enoja.

*Arthur Fleck artista: que baila como si fuera bailarín de ballet o se pinta el pelo.

*Arthur Fleck en tránsito de ser el Joker: cuando baila en las escaleras. En el baile de las escaleras aparece el Joker niño y a la vez sale compuesto, con los hombros atrás, bien vestido. Pero según mi perspectiva, no es el Joker porque huye de los policías.

*Joker: deja de ser una persona y se convierte en un símbolo, lo cual conecta con el Joker de Ledger. Para mí el Joker aparece cuando mata a Murray. Arthur Fleck no es seguro, conquistador ni apabullante.

Todd Phillips dejó que el Joker pudiera respirar, mostrar todas sus facetas y carcajadas.

Las carcajadas que él tenía eran manifestaciones de descontrol en su vida. No puede controlar sus arrebatos de ansiedad, estrés, pensamientos negativos que se revelan como risa. Cuando mata a los tipos del metro empiezan a mezclarse todas sus facetas. El Arthur Fleck que se harta de la situación tiene la mirada fija, una voz diferente y su mirada está cargada de lágrimas aunque no llora. Su discurso es el de quien está harto de comportarse como un buen muchacho cuando la sociedad le escupe. 

Considero que la labor del actor está determinada por el guion. El guion de Joker explota más al actor, le da la posibilidad de ser protagonista y ver todas sus facetas. A cualquier actor le conviene esa multiplicidad.

¿Y cómo son la risa y la mirada que emplea Ledger?

Su risa es medio oscura, hay algo aterrador, intimidante por momentos. A veces es una risa arrebatada, impulsiva, desenfrenada. Su mirada es fija y jamás te aparta la mirada. Es un depredador, no se intimida con nada. Gira la cabeza en diagonal y su mirada sigue fija. Es un Joker superado: está por encima de ti, en la línea del superhombre de Friedrich Nietzsche. Es el hombre que ha superado la moralidad de los hombres.


Entrevista realizada el lunes 9 de marzo del 2020 en la Alianza Francesa (Miraflores).


Escrito por

Ana Rodríguez

Lima, 1981


Publicado en

Los jueves

Entrevistas